No hay duda de que el sistema de justicia en el Perú es un problema. Los escándalos de corrupción de los últimos meses, lejos de mostrarnos una realidad que los peruanos ignorábamos no han hecho más que confirmar lo que todos intuíamos: la corrupción en el Perú es algo de todos los días. Pero la corrupción no es el único problema del sistema de justicia. Sobrecarga de casos, falta de mecanismos de control, plazos incumplidos. El sistema de justicia está en crisis.

Las ideas que suelen proponerse para remediar esta situación tienden a tratar sobre alguno de estos puntos:

  • ¿Cómo tenemos mejores jueces, fiscales o demás miembros del sistema de justicia?

  • ¿Cómo mejoramos las instituciones?

  • ¿Cómo mejoramos las reglas que regulan el comportamiento de los actores dentro de este sistema?

Conoce más